¿Quién puede adivinar el momento exacto en que su mundo va a cambiar?

La mayoría de las personas quieren tener control sobre todo lo que pasa, inclusive los del movimiento del positivismo y la prosperidad que escriben sus declaraciones constantemente por todos lados, las recitan y hasta se obsesionan con esto, intentan tener control del presente y del futuro, unos mediante la fe y otros mediante el poder de la atracción.

La realidad es que ser positivo no es una religión, ni obedece a ningún tipo de control mental y aunque la fe mueve montañas, debemos comprender, que es una ley de la vida ya establecida:  no conocemos el futuro, los cambios son una constante y no tenemos control sobre lo que pasa en el exterior, solo tenemos control sobre nosotros mismos y las acciones que tomamos antes los cambios.

Hoy en día no podemos hablar de adaptación al cambio, ya que no has terminado de adaptarte, inclusive puedes a duras penas estar adaptándote a algo y viene otro cambio repentino.

Nuestra idea más bien, es vivir y navegar en el cambio, simplemente como una realidad, esto nos permite construir paradigmas mentales acordes a esa filosofía y simplemente nuestro cerebro se adapta, no al cambio, sino a una forma de pensamiento que se convierte en un estilo de vida que en lugar de sufrir, lo disfrutamos.

Previous

Optimismo

1 Comment

  1. GLADYS HURTADO
      febrero 25, 2019 at 7:16 AM

    Excelente material y conceptos, que he leído con mucho interés.

Responder a GLADYS HURTADO Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Translate »