¿Decides con el corazón o con la mente?

Hay quienes dicen:  sigue tu corazón en todo para que te vaya bien, otros dicen que toda decisión debe ser meditada racionalmente, sin que intervengan los sentimientos.

Estas son dos posiciones totalmente opuestas y podrían ser totalmente irreales, esto gracias a los descubrimientos de las nuerociencias.

Definitivamente las emociones y los sentimientos,  siempre estarán presentes en toda decisión y de hecho es necesario para ponerle color y sabor a nuestra vida.

Cuando una persona piensa mucho lo que va a hacer, no significa que está utilizando su razonamiento para pensar, pues si se vuelve consciente,  notará que vienen a su mente una gran cantidad de pensamientos no orientados por la razón , sino por el miedo y por su sistema emocional, lo que le lleva a procastinar y encontrar razones "lógicas" para no hacerlo.

Igualmente esas personas que dicen de una manera supuestamente proactiva "hay que hacerlo ya, sin pensarlo mucho" posiblemente van a tener muchos fracasos y cometer muchos errores.

Toda decisión requiere un proceso y este siempre comienza con establecer lo que realmente queremos alcanzar, esto porque muchas personas creen saber lo que quieren, pero cuando lo alcanzan están deseando otra cosa. Es necesario usar la imaginación y las emociones para construir escenarios futuros y definir si es lo que realmente queremos.

Tener un fin en la mente es fundamental, para luego lidiar con los obstáculos tratando de encontrar alternativas reales para lograrlo. Nada se soluciona solo, hay que trabajar en ello.

Una decisión es algo más que un deseo, un sueño  o un arrebato del momento, requiere de un plan de acción debidamente elaborado y colmado de emociones positivas y pasión.

Adrián Rojas
Master Coach

¿Que tu vida fluya de la mejor manera!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Translate »